Los tiempos de presencia son tiempo de trabajo

ASÍ SE PRONUNCIA EL JUZGADO DE LO SOCIAL DE LLEIDA

El colectivo de intervnción, en especial el de media distancia, lleva muchos años sufriendo las nefastas condiciones laborales de los marcos reguladores de intervención, siendo utilizados por la empresa para imponer jornadas eternas debido a que ciertas situaciones recogidas en estos marcos reguladores (esperas, viajeros, etc.) no computan como tiempo de trabajo efectivo, sino como tiempo de presencia, y por lo tanto no se tienen en cuenta para la jornada máxima diaria. 


Esto ha supuesto un chollo para la empresa durante años, ya que ha tenido al personal de intervención con turnos de 9, 10, 11 o más horas, excediendo la jornada máxima del ciclo de trabajo sin compensación alguna, al distinguir entre tiempo de trabajo efectivo y tiempo de presencia, cuando todo es tiempo de trabajo en el que el interventor está a disposición de la empresa.


En el año 2018 se pronunció el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), sobre la ordenación del tiempo de trabajo regulada en la Directiva 2003/88/CE, interpretando que no se permite a los Estados miembros mantener o adoptar una definición del concepto “tiempo de trabajo” menos restrictiva que la contenida en dicha Directiva, ni tampoco establecer excepciones a éste, existiendo por lo tanto únicamente “tiempo de trabajo” y “periodos de descanso”.

En ese mismo sentido se han ido pronunciando ya diferentes juzgados y tribunales nacionales, respecto a los tiempos de presencia de otros colectivos como los conductores de ambulancias, dictando que “en definitiva o se trabaja o se descansa, de modo que los tiempos de espera, de disponibilidad, de localización, o son tiempo de trabajo o son tiempo de descanso, no pudiendo admitirse una categoría intermedia, prevaleciendo la normativa comunitaria sobre la convencional.


Ayer, 15 de junio, recibimos la primera Sentencia ganada contra RENFE, del Juzgado Social nº 2 de Lleida, en la que aplica esta normativa comunitaria al personal de intervención reconociendo que toda la jornada de trabajo que han venido realizado es “tiempo de trabajo” y por lo tanto deben compensarles las horas extras realizadas.

Esta Sentencia marca un antes y un después para el colectivo de intervención, ya que al eliminar los tiempos de presencia permitirá reducir los tiempos de jornada diarios (turnos de trabajo más cortos) para no superar la jornada máxima cíclica y así evitar generar horas extraordinarias.

¡CGT DEFIENDE TUS CONDICIONES DE TRABAJO!